CO PacientesCovid

El aislamiento nos ha hecho extraer lo mejor de nosotros mismos por el bien propio y el común, pero también ha provocado la aparición de aspectos que, aunque negativos, son naturales en una circunstancia como esta y que, al mismo tiempo, son también una oportunidad de aprendizaje. Tú, como administrador de clínica, puedes orientar a tus pacientes y ayudarlos a entender qué es lo que sienten y cómo pueden protegerse.

Desde que inició el período de aislamiento, una de las mayores amenazas fue el modo en el que como sociedad, percibiríamos e interpretaríamos esta enfermedad:  el factor psicológico que se desarrollaría bajo la influencia de los medios de comunicación, rumores, fake news esparcidas por internet y, por otro lado, los propios síntomas que se desarrollan de forma natural ante las características y circunstancias de la pandemia, el aislamiento y las pérdidas que conlleva.

Sin embargo, durante esta etapa fue muy valiosa la participación que expertos como tú tuvieron al informar, orientar y desmentir noticias falsas a través de campañas de comunicación. De ese modo, sus pacientes tuvieron acceso a información fidedigna proporcionada por especialistas.

Es importante considerar que uno de los efectos colaterales de la pandemia es el aumento en la percepción de síntomas y una preocupación creciente; en estas circunstancias contar con la posibilidad de brindar consultas en línea se vuelve trascendente, ya que puedes atender las dudas de tus pacientes, investigar sus síntomas y determinar si es necesario que acudan a una consulta presencial.

Sus pacientes, de este modo, sabrán qué pueden permanecer tranquilos y sin necesidad de salir a las calles arriesgándose a un contagio.  

Click me

Por otro lado, el aislamiento obligatorio que hemos vivido ha generado sensaciones de angustia, pensamientos negativos e incluso en algunos casos podría generar síntomas depresivos y aunque es demasiado pronto para saber cuáles de estos síntomas tendrán implicaciones duraderas, aún debemos enfrentarnos a las consecuencias de la desescalada progresiva en la que el miedo a un aumento en los contagios provocará nuevos temores relacionados con la sensación de que la amenaza no ha desaparecido.

Ante este nuevo entorno, ¿qué puedes hacer como clínica? Una opción que tus pacientes agradecerán es información de primera mano. Piensa que tus pacientes confían en ti, si les proporciona información confiable y de primera mano, evitará que se vean en la necesidad de buscarla en internet y tendrán, gracias a usted, un criterio más amplio y profundo para no hacer caso de noticias alarmistas que sólo buscan notoriedad.

Puedes crear y compartir campañas de correo electrónico y SMS en las que informe de noticias importantes, consejos y orientación; de ese modo no sólo estará presente en la mente de sus pacientes, también los ayudará a enfrentar sus inseguridades.

 

Entre los síntomas más comunes que tus pacientes pueden experimentar:

  • Irritabilidad
  • Ataques de ira repentinos y rabietas
  • Respuestas emocionales exageradas o sobresaltos ante situaciones relacionadas con la pandemia
  • Ideas negativas recurrentes acerca del mundo, la sociedad o su propia realidad
  • Insomnio o dificultad para dormir
  • Recuerdos intrusivos o pesadillas persistentes
  • Rechazo a tener contacto con la familia aún en entornos seguros, lo que implica la pérdida del sostén emocional
  • Manifestaciones físicas como dolores de cabeza o sensación de desvanecimiento

 

Señales de alerta:

  • Pérdida o ganancia de peso sustanciales
  • Sueño irregular
  • Cambios repentinos y notorios de humor
  • Preocupación y pérdida de interés en los aspectos cotidianos de la vida

 

Soluciones:

  • Apoyo en redes familiares y de amigos cercanos
  • Administración eficiente del tiempo
  • Práctica constante y legítima de intereses y pasatiempos
  • Interacción con los miembros de la familia
  • Compartir sentimientos y sensaciones como práctica constante
  • Comunicarse a líneas de asistencia emocional

 

Ante estas circunstancias, el acompañamiento, la información oportuna y la ayuda que puede prestar como centro médico a tus pacientes es invaluable y es esencial que tu clínica permanezca activa, esa es la razón por la que configurar una estrategia que lo permita será esencial. Ante la desescalada del confinamiento y la llegada de la nueva normalidad usted puede atender las dudas de sus pacientes y ofrecer consultas en línea que le permitan liberar los horarios de su consultorio para aquellos pacientes que requieran obligatoriamente atención presencial.