CO-Consulta-en-linea-blog

La contingencia ocasionada por el COVID-19 a nivel global, ha afectado cada uno de nuestros procesos cotidianos, poniendo a prueba nuestras capacidades de adaptación.

Sin embargo, esta también es una ocasión idónea para detectar nuevas oportunidades y, en su caso, como especialista de la salud, es un buen momento para encontrar alternativas que le permitan seguir llevando a cabo una de las labores más importantes que existen: ayudar a sus pacientes.

En este contexto, ofrecer un servicio de consulta en línea puede marcar la diferencia y convertirse en la alternativa perfecta para combatir la propagación del virus.

Como sabe, la tecnología digital avanza a pasos agigantados día tras día, convirtiéndose en uno de los principales aliados en el área de la salud, con innumerables dispositivos digitales que han ayudado a hacer la práctica médica más eficiente, precisa y confiable.

En esta situación complicada que vivimos ocasionada por la expansión del coronavirus, hay un hecho innegable: los pacientes siguen necesitando su ayuda como especialista, pero lamentablemente el riesgo de contagio así como las medidas tomadas por gobiernos de todo el mundo, impiden que estas visitas puedan transcurrir con total normalidad.

Entonces, ante este escenario, surge una duda: ¿cuál es la solución? La respuesta es, sin duda, las consultas en línea a través de de videollamada, teléfono celular o chat mediante un sistema que garantice la confidencialidad de la consulta.

Y si bien existen algunas especialidades donde la consulta en línea no es posible debido a que el paciente necesita una exploración física para determinar cuál es su estado de salud, existen muchísimas áreas donde las consultas presenciales podrían sustituirse por las consultas en línea, preservando así la salud del especialista y de los pacientes.

Ahora, ¿cómo pueden ayudarle las consultas en línea y qué beneficios le aportan? Se lo contamos a continuación.

4 ventajas de ofrecer la consulta en línea

1. Es accesible desde cualquier lugar

Uno de los principales beneficios de las consultas en línea es que son accesibles desde cualquier lugar. Esta sea, quizás, la ventaja más representativa en estos momentos, debido a que sus pacientes no deberán acudir a su consultorio presencialmente para visitarse con usted sino que la consulta se desarrollará de forma totalmente interactiva.

Esto significa que los pacientes podrán asistir a la consulta desde sus casas a través de cualquier dispositivo con conexión a Internet, reduciendo al máximo las posibilidades de un contagio y haciendo más eficiente el período de contingencia sin necesidad de saturar los servicios médicos.

2. Evita el autodiagnóstico

En muchas ocasiones, los pacientes toman la decisión de autodiagnosticarse por considerar que sus síntomas no son graves, porque sus molestias no son intensas o porque consideran que se trata de un cuadro leve.

Sin embargo, usted mejor que nadie conoce las consecuencias que un autodiagnóstico equivocado puede tener para la salud de sus pacientes. Gracias a las consultas en línea, usted puede ayudar a reducir los diagnósticos equivocados y colaborar a construir una cultura del cuidado médico adecuado.

3. Es un servicio 24/7 que facilita el agendamiento a los pacientes

Es común, sobre todo en esta contingencia por COVID-19, que sus pacientes sientan un sentido de urgencia al intentar contactar con un especialista médico, debido a que la situación global genera ansiedad.

Con un servicio de consulta en línea, usted puede ofrecer consultas médicas fuera de los horarios normales de consulta, adaptándose así a las necesidades de los pacientes. De este modo, su ansiedad disminuirá y al mismo tiempo estará generando una sensación de empatía y solidaridad son los pacientes.

4. Agilidad en la gestión de su consultorio

El servicio de consulta en línea es rápido, eficiente y fácil de utilizar. Por todo ello, usted podrá gestionar su calendario de consultas y los procesos de su consultorio de forma práctica. Además, liberará espacios que le permitirán seguir atendiendo de forma presencial a aquellos pacientes que sí lo necesiten. Al mismo tiempo, aumentará la eficiencia de sus consultas debido a que usted sabrá cuál es el motivo de la consulta y los antecedentes previos del paciente desde antes de iniciar la cita médica.

Por otro lado, tome en cuenta que una gran cantidad de pacientes dentro del grupo de vulnerabilidad (adultos mayores) necesitan asistir regularmente a consultas con un especialista médico para poder dar continuidad a sus tratamientos y seguimiento a su estado de salud.

Sin embargo, debido a la contigencia actual y a los propios riesgos que implica salir de casa en estos momentos, muchos de ellos se verán obligados a quedarse en casa y perder su consulta o, pese a todo, arriesgarse a salir de casa.

La consulta en línea es una alternativa perfecta para hacer frente a esta contingencia y representa una oportunidad para repensar cuáles son los procesos y estructuras que pueden hacer más eficiente su servicio de consultas con la finalidad de que sus pacientes estén seguros.

En Doctoralia queremos ser, ahora más que nunca, el aliado que necesita. Por eso hemos enfocado nuestra experiencia y conocimientos dentro del mundo digital para desarrollar un servicio que le permita seguir cuidando de sus pacientes: 'Consulta en línea'. De este modo, todos los profesionales que lo deseen, pueden ofrecer consultas en línea a través de videollamada, celular o chat mediante un sistema seguro que garantiza la confidencialidad de la consulta.


¿Quiere saber cómo funciona el servicio de 'Consulta en línea' de Doctoralia? Haga clic aquí y conozca todos los detalles.


Estamos convencidos que, unidos, lograremos hacer frente a esta situación.

Equipo Doctoralia México